Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

¡Celebra el comienzo de la primavera!

Hoy, me he levantado muy contenta y llena de energía y es que amigas: ¡La primavera, la sangre altera!

Por fin, le damos la bienvenida a Ostara, la diosa celta de la primavera que viene con el Equinoccio, el 20 de marzo de 2021 e independientemente de dónde te encuentres es algo que hay celebrar.

La primavera es un impulso al crecimiento, ya que los poderes de crecimiento y fertilidad de la Madre Tierra aumentan y se inicia un poderoso impulso para que brote la vida. Así el Equinoccio de Primavera es un tiempo de fertilidad y renovación de la vida, ya que es el último punto festivo de la Rueda del año que ocurre durante la “parte oscura” y desde aquí nos abrimos a la mitad luminosa, donde los días cada vez son más largos, cálidos y tenemos más horas de sol.

Asimismo, el balance entre el día y la noche están en su máximo punto de equilibrio. Por tanto, con el retorno de la luz las fuerzas vitales de la Tierra se reponen y todos los seres vivos pasamos a una fase de renovación, de equilibrio y balance.

La propia palabra Equinoccio indica que se trata de un momento de equilibrio. Equinoccio viene de las palabras latinas aequus, que significa igual, y nox, que significa noche.

Este equilibrio, que se desarrolla en muchos niveles, crea oportunidades para cultivar y plantar las semillas de vivir una vida más alegre, creativa, llena de amor y de alta vibración en nuestro tiempo presente y experiencia personal.

Para sacar el máximo partido a todo esto y dar la bienvenida a este comienzo puedes realizar lo siguiente, ayudándote a conectar y sintonizar con la energía de Ostara:

1. Sal a la naturaleza

Conecta con la naturaleza y sal al mundo exterior para aprovechar las horas de luz e irte percatando de manera consciente de las señales de la primavera. Puedes ir a dar un paseo, hacer un pícnic o directamente sal al mercado, pero sal.

2. Limpieza de primavera

Algo que muchos hacemos habitualmente al inicio de la primera es una limpieza de nuestros hogares, simplemente porque es un concepto social o una tendencia muy arraigada, pero además tiene otros valores intrínsecos muy importantes, ya que la limpieza de primavera, nos ayuda a dejar ir todo lo viejo que ya no nos sirve para dejar espacio a lo nuevo y limpiar nuestros espacios de energías estancadas, haciendo hueco a un nuevo suministro de luz vibrante y energía positiva que llena tu mente, cuerpo y espíritu en sintonía con la nueva estación.

Para limpiar las energías de tu casa, algo igual de importante sírvete de inciensos y velas de soja con aromas, llevando esta limpieza de primavera a todos los niveles posibles.

En el Equinoccio, establece la intención de limpiar las energías viejas, negativas y distorsionadas de tu hogar, mente, campo energético y vida.

¡Fuera lo viejo, dentro lo nuevo!

3. Reconecta con tus metas

Al tratarse del periodo más fértil del año, es el mejor momento para plantar semillas y por tanto, para comprometerte con tu crecimiento personal y tus objetivos.

Para ello, puedes poner por escrito tus planes e ideas sobre lo que quieres lograr, crear y cambiar

Pon por escrito tus ideas y planes sobre lo que quieres lograr, crear y cambiar, aprovechando esta oportunidad de renovación para reenfocar tus intenciones.

Deja claro lo que es realmente importante para ti y cuales son tus valores y pon por escrito estas afirmaciones, metas e intenciones en torno a la nueva y brillante energía y posibilidades que ahora estás llamando a tu vida.

Si quieres ir un paso más, escribe estas metas sirviéndote de un contrato cósmico, en el que te comprometas contigo mismo y el universo a lograr tus objetivos y una vez lo tengas escrito, quémalo fuera de casa agradeciendo porque ya lo has conseguido.

4. Conecta con la energía de Ostara

Para ello, puedes realizar meditaciones y otros rituales en relación con esta temática, incluyéndola en todas tus rutinas diarias para permitirte conectar a un nivel más profundo con toda esta energía renovadora.

Asimismo, si te apetece volverte totalmente loca y conectar aún más, haciendo tu espacio un monumento a la diosa Ostara, puedes decorar tu casa con símbolos del Equinoccio de primavera y con flores vivas, las cuales son símbolos especialmente poderosos para dar la bienvenida a la primavera por su energía y fuerza vital.

Celebra la primavera regalándote una planta de interior y tómate un momento para sintonizar realmente con su energía y fuerza de crecimiento.

Por último, puedes hacer un altar de primavera en tu casa, sirviéndote de elementos que para ti representen esta estación, lo que a la vez ayudará a elevar tu vibración.

¿Y tú como celebras la primavera?

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: