Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

Cómo crear una intención que realmente funcione

Hola de nuevo,

Este mes y el pasado he estado desaparecida de nuevo, pero realizando mucho trabajo interno, y trabajando en la creación de intenciones y por el camino he ido haciendo un proceso de pruebas ensayo – error que quiero compartir para ahorrarte un poco de tiempo y energía.

A la hora de crear una intención muchas veces nos dejamos llevar por todas las ideas que vienen a nuestra cabeza y “nos vamos por los cerros de Úbeda” y esta falta de claridad nos está perjudicando, por eso te aconsejo que sigas los siguientes pasos y verás que todo fluye y llega a ti más fácilmente:

1. Intención positiva

Cuando queremos algo, muchas veces, en lugar de decir claramente lo que queremos exactamente, nos limitamos a enumerar características o situaciones que no queremos, sin darnos cuenta de que al hacer esto estamos atrayendo totalmente lo contrario.

Por tanto, detalla tu intención de manera positiva y solo detallando lo que realmente quieres, dejando ir y sin prestar atención a todo lo negativo o lo que no queremos atraer, suena sencillo ¿Verdad? Sin embargo, esto seguro que te ha resonado.

En cualquier cosa en la que te enfocas, se expande.

2. Establece un periodo de tiempo determinado

Para trabajar con tu nueva intención positiva, que acabas de crear, el siguiente paso es ponerte un periodo de tiempo determinado para trabajar con ella, dando un limite temporal para que funcione.

Teniendo esto en cuenta, yo siempre me planteo nuevas intenciones con el inicio de cada mes, de manera que en todo momento soy consciente de en lo que estoy poniendo mi energía y prioridad ese mes, y si de repente, por situaciones de la vida, todo cambia siempre se puede dar un cambio o crear una nueva intención quincenal, o centrarse en el resto de intenciones que has planeado para ese mes.

Haciéndolo de este modo resulta mucho más fácil trabajar con ella y con esto, llegamos al siguiente paso:

3. Compromete diariamente con tu intención

Como bien sabes, eres la suma de todo lo que haces diariamente y por ello, a la hora de trabajar con nuestras intenciones el hecho, de dedicarle nuestro, tiempo y esfuerzo y vivir diariamente en sintonía con lo que quieres es un game changer.

Todos los días, saca un ratito para trabajar en tu intención, en hacer actividades relacionadas con la misma e incluso vive como si esto que deseas ya está sucediendo, porque entonces llegará muchísimo antes.

4. Aprende de tu intención, haciéndote auto-preguntas

El último paso, muy relacionado en mi caso, con mi rutina diaria de journaling, es aprender de nuestra intención, haciéndonos preguntas relacionadas con la misma:

  • ¿Cómo me he sentido cuándo he realizado esta actividad?
  • ¿Esto que estoy haciendo va en sintonía con lo que realmente quiero?
  • ¿Cómo actuaría si ya lo hubiera conseguido?
  • ¿Qué conseguiré cuando esto se logre para mí?

Estos son solo algunos ejemplos, que yo he utilizado, pero tú eres tu maestro, por lo que busca siempre las cuestiones que resuenen contigo y si necesitas ayuda, ya sabes dónde encontrarme.

Ten en cuenta que tus intenciones son simplemente el punto de toma de consciencia, el set point de tus deseos, por lo cual, cuando eres consciente de lo que quieres, todo lo demás se convierte en contraste y queda destacado, el camino correcto para seguir.

Espero que esto te sirva, y si quieres escribeme y hablame de si ya trabajas con intenciones, y todo lo que quieras al respecto.

¡Ten buen día!

Gracias, gracias, gracias.

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: