Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

El yoga y el miedo

Hoy vengo a hablar del miedo en relación con mi práctica de yoga y aunque puede resultar un poco chocante para algunos la relación entre estos dos conceptos, creo que una parte habrá entendido la relación rápidamente y si eres de los que no la ves, ahora mismo te aclararé a lo que me refiero.

En la vida, el miedo nos deja paralizados y evita que avancemos a pesar de ser una de las medidas más básicas que tenemos los seres vivos de identificar situaciones de alerta, peligro o que no son buenas para nosotros, otras muchas veces, ese miedo que predice nuestra mente no es tal pero  dejamos que nos afecte de modo que el vínculo entre el cuerpo y la mente se rompe. Así, el miedo genera un bloqueo que hace que el vínculo entre cuerpo y mente vaya descompensado. Nuestra mente sigue escéptica a pesar de que el cuerpo está preparado para avanzar.

Ya vais viendo por donde voy ¿Verdad?

Durante el tiempo que llevo practicando yoga, en muchas ocasiones me encuentro que durante la práctica de una nueva postura, principalmente posturas invertidas, como por ejemplo Sirsasana (headstand) o Bakasana (crow pose) por citar dos de las más conocidas o “main stream” me encuentro que lo que me paraliza y no me deja avanzar no es la fuerza o la flexibilidad o incluso la técnica, sino el miedo que tengo a caerme, el miedo que me dice que no voy a poder ser capaz de realizar la postura sin apoyarme en la pared o que no voy a poder hacerla sin caerme de narices y hasta que no he sido consciente de que este bloqueo sólo esta en mi cabeza, no surge la magia.

Con todo esto, vengo a decir simplemente que al igual que con otras cosas que la práctica de  Yoga me ha ido enseñando, el hacer frente al miedo a caerme de cabeza para llegar a las asanas y confiar más en mi misma, lo mismo tenemos que hacer con nuestra vida. Así para yoga y para la vida: ¡ No te dejes llevar por el miedo! You can do it!

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: