Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

La parte “No mágica” de la Ley de Atracción

Me he dedicado durante meses a estudiar e investigar sobre la Ley de Atracción y a poner en práctica diversas y variopintas técnicas para llevarla a cabo: Scripting, Vision Board, Visualización y un largo etc. Y sinceramente, me encanta esto de poder pedir un deseo al universo y que se cumpla ¿A quién no?. Sin embargo, el otro día me pare a reflexionar un poco y a darme un poco de crédito personal por todas las cosas que estoy consiguiendo, ya que realmente no es que esto de la Ley de Atracción sea un pozo de los deseos que tiras un Euro y se te cumple todo “si lo deseas fuertemente”, pues no.

En la vida cuando alguien quiere algo tiene que salir a por ello. Hay que fijar nuestras metas y objetivos y estar decidido a conseguirlos y con trabajo, esfuerzo, en ocasiones suerte y también con un poco de magia ¿Por qué no? pues se consigue, no siempre, pero se llega a sitios o se obtienen aprendizajes por lo menos.

Con toda esta obviedad que acabo de decir, – que me gusta enrollarme, ya lo sabéis – quiero decir que La Ley de Atracción en realidad no es algo tan mágico que simplemente Abracadabra Pata de Cabra y se materializa, aunque también, que no quiero yo venir aquí a quitar magia al asunto porque me gusta creer en ella y en las energías. Sino que esta ley nos dice que atraemos lo que pensamos, en lo que ponemos nuestra atención y claro está que si yo me propongo que mi blog llegue a muchas personas estoy poniendo mi intención en ello, por tanto lo primero que tengo que hacer es trabajar en el contenido, publicarlo, estudiar SEO, posicionamiento etc. con lo que estoy centrando mi atención en mi intención. Trabajando para mi fin.

Por una parte nos dicen que las metas y deseos que queremos lograr tienen que ser realistas. Objetivos que realmente nos creamos capaces de conseguir, ya que hay que tener fe y creer en ello para lograrlo. Si te planteas algo que ni siquiera tú te crees, pues seguramente no pase.

No sólo esto, sino también nos dicen que debemos tener claro los medios para conseguirlo, lo que vas a dar tu a cambio y visualizar claramente cómo pasará y cómo te sentirás cuando tu deseo se materialice. Lo que viene siendo crear un plan de acción en condiciones.

Asimismo, la mayoría de seguidores de la Ley de Atracción recalca que debes de vivir como si ya tu deseo se hubiera hecho realidad, por tanto volvemos a lo mismo del párrafo anterior, al vivir como si nuestro deseo se hubiera materializado estamos trabajando para ello. Al vivirlo sí o sí estamos creando un cambio de hábitos orientados a nuestra meta, y por tanto estamos facilitándole el camino al Universo o a Satán para que nos ayude a lograr lo que queremos.

Así, amiguitos los que queréis confiar en la magia y los que queréis confiar en la realidad, estáis trabajando por vuestros sueños y con motivación y un buen plan de acción todo se logra. Por mi parte quiero ser Fifty Fifty, porque un poco de magia nunca viene mal en la vida, y es cierto que confiar en el universo es un gran apoyo para esas ocasiones en las que a veces perdemos el norte. Pero, yo me levanto todas las mañanas y trabajo para lograr lo que me propongo, no me quedo sentada esperando milagros.

Confiar en el universo en el fondo es confiar en ti mismo. 

Todo esto en realidad son técnicas motivadoras excelentes, que nos dan la pizca de magia o empujón necesario para salir ahí y conseguir objetivos, pero quitando la parte mágica: Todo lleva implícito un trabajo personal y un compromiso en cumplir tus metas.

Me despido con un ejemplo: Si yo me miro todos los días a mi espejo y me digo – Tengo un culazo excepcional – Asimismo, visualizo como es mi pandero, me compró ropa para mi culazo, etc. Será más probable que tras decirme todo esto dedique una parte de mi día a trabajarme ese culazo en el gimnasio porque incluso aunque el universo quiera que me levante un día con el culo de JLo, yo se que mantener ese culazo requiere un esfuerzo por el estoy dispuesta a trabajar.

Así que vamos, tienes todo dentro de ti para lograr lo que deseas, simplemente centra tu intención en ello y no te pares hasta que lo logres.

Espero como siempre, que por lo menos os resulte divertido y por favor dejarme comentarios, impresiones, notas de amor, etc. ¡Os leo!

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: