Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

Los 4 niveles de la Ley de Atracción

Últimamente he andado bastante desaparecida, pero sigo por aquí.

Hoy te traigo este mini post con ideas, que aunque son bastante obvias, considero que nunca esta de más recordarlas. Muchas veces, cuando algo está muy claro es cuando más corremos el riesgo de pasarlo por alto.

El principal motivo de que no se materialice lo que estás manifestando es que tu deseo no está en consonancia con todos o algunos de los niveles de los que se compone la Ley de Atracción.

Imagina por ejemplo que deseas manifestar la abundancia en tu realidad, pero luego te pasas el día diciéndole a los demás o a ti mismo lo pobre que eres. ¿Te suena no?

Situaciones y mensajes como estos que de manera inconsciente nos alejan de lo que queremos porque nos situaciones en el lado vibracional completamente opuesto de lo que queremos.

Recuerda que siempre te digo que creas lo que piensas, y por tanto el Universo va a darte lo que mereces, siempre y cuando pongas de tu parte y te responsabilices de ti mismo, tus acciones y pensamientos.

Partiendo de esto, podemos diferenciar cuatro niveles de manifestación de nuestros deseos.

Nivel 1: Pensar

Piensa en presente y en positivo lo que quieres que se haga realidad. Así de simple.

Si bien es verdad, que nuestros pensamientos deben de corresponderse con los siguientes niveles.

Manifiesta siempre en presente y en positivo.

Nivel 2: Decretar

Decretar consiste sencillamente en decir en voz alta lo que queremos que se haga realidad.

Es decir decir en voz alta nuestro pensamientos.

Decretamos cuando decimos en voz alta lo que queremos que se haga realidad.

Para atraer tienes que verbalizar, hablar sobre lo que quieres ver reflejado en tu vida de manera como si ya hubiera sucedido.

Nivel 3: Sentir

Sentir sube un nivel más ya que consiste en añadir emociones, intenciones y sentimientos a aquello que estamos pensando y decretando.

Cuando añadimos emoción a la intención le estamos dando

Este nivel consiste en sentir lo que queremos que se haga realidad.

Cuando sumas tu emoción a tu intención le otorgas mucho más poder.

Tienes que experimentar esa sensación que te producirá tener lo que quieres.

Nivel 4: Vibrar

El cuarto y más fuerte nivel se consigue cuando tras llevar a cabo los 3 primeros, además vibras en consonancia con lo que quieres que se haga realidad.

El universo no va a darte algo que no está en el mismo nivel vibracional que tú, por ello es muy importante vibrar alto y en positivo con todo lo que haces diariamente para que lleguen a tí cosas en concordancía.

Como te decía al principio estas cosas son muy obvias, pero a veces viene bien que te las recuerdes para que las apliques a diario de manera consciente para asegurarte que constantemente piensas, decretas, sientes y vibras en concordancia a tus deseos y tu Yo Superior.

Espero que te haya gustado.

¡Nos leemos!

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: