Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

Manifiesta por la Mañana. Poderosas Rutinas para ser más feliz

Rutinas para conseguir todo lo que te propones nada más levantarte de la cama

Una rutina es algo que hacemos habitualmente sin poner consciencia en ello ya que es un acto repetido constantemente durante el tiempo. Consecuencia de la repetición, acabamos mecanizando y dejamos de poner consciencia en la acción.

Hábitos como estirarse al levantarse de la cama, abrir la venta y hacer la cama, cepillarse los dientes, ducharse, encender la cafetera, etc. Son nuestros pasos diarios nada más abrimos los ojos.

¿Qué haces nada más levantarte?

Los hábitos son simplemente el sistema que utilizamos para conseguir realizar las cosas de la manera más óptima y eficiente posible.

Al principio, estas habilidades requieren una consciencia y esfuerzo, pero una vez repetidas en el tiempo se vuelven automáticas y podemos realizarlas sin pensar.

Las rutinas de mañana son algo muy poderoso que nos ayuda a centrar toda la intención y el foco de nuestro día. Por tanto, tener un ritual matutino de manifestación es un elemento muy fuerte para transformar y ganar nuestro poder y elevar nuestra vibración.

Las ganas de hacer son nuestra fuerza interna. Lo que nos mueve a conseguir nuestros sueños y lleva las manifestaciones a hacerse realidad.

Siempre he creído que las mañanas son el momento que centra y focaliza la intención del día y por ello le doy mucha importancia a como empiezo mi día y mis rutinas de mañana, ya que dependiendo de ella el día puede tornar de una manera u otra. Por ello, debemos de sacar partido a esto también para la manifestación.

Nada más despertarnos nuestra mente aún está en piloto automático y es por ello que es más fácil programarla.

Sabiendo esto, te diré que este es el mejor estado para obtener guías y conectar con tu yo interior y yo superior para traer tus sueños a la vida y vivir tu propósito de vida.

Crear rutinas de manifestación lo cambia todo, ya que para manifestar no podemos dudar sobre nuestro éxito. Tenemos que tener claro lo que queremos y confiar en que va a llegar. Teniendo certeza de que hemos creado un sistema de soporte que se alinea con lo que queremos. Y esta es la actitud que queremos cuando manifestamos. Igual que sabemos cómo lavarnos los dientes porque lo hemos hecho miles de veces, no dudamos y lo hacemos en automático, de igual modo tenemos que ritualizar nuestras manifestaciones para cumplir nuestros deseos.

Y si además añadimos la importancia de las rutinas para crear hábitos con la fuerza creadora de las mañanas es un Win Win de fuerza para manifestar con la ley de atracción.

Por ello, considero importante compartir contigo unos de mis hábitos matutinos que me ayudan con mis manifestaciones:

Meditación

Claramente, si me llevas leyendo un tiempo sabías que esto iba a ser lo primero que iba a nombrar.

Meditar es una herramienta muy poderosa para auto conocernos y, por tanto, conocer y trabajar nuestros sueños que vienen de nuestra parte del alma y no desde el ego. Conocer a nuestro verdadero yo y nuestras metas más verdaderas y, por tanto, manifestarlas y hacerlas realidad.

Como siempre digo: Tú energía va donde centras tu atención.

En mi caso, antes de empezar a meditar empiezo, mientras me tomo el café, escribiendo en mi libreta de gratitud cosas por las que estoy agradecida ese día. Últimamente estoy escribiendo 3 cosas al día, ya que la numerología me ha enseñado que el 3 es un número muy poderoso, y yo quiero creerlo.

Después leo mi lista de afirmaciones que he creado para mí y mi propósito, aunque pronto crearé un archivo para que tú también puedas usarlas o te sirvan de inspiración para crear las tuyas propias, pero eso será en otro post así que no olvides suscribirte para más contenido. 😉

Después del paréntesis comercial, te digo con respecto a las afirmaciones que al estar constantemente creciendo y evolucionando, intento revisarlas por lo menos una vez al mes y las cambio o reelaboro para adaptarlas a mi realidad presente y creo que esto es algo que todo el mundo debería hacer. Ya que repetir una lista de afirmaciones que hemos sacado de Internet puede no ser la opción más ideal.

Acto seguido, empiezo a meditar, normalmente 30 minutos de meditación pura y dura como la que practique en el Vipassana, poniendo mi atención en mi cuerpo, mi respiración y el momento presente.

A estos 30 minutos me gusta añadir alguna meditación guiada para la mañana que realizó tumbada cómodamente en mi cama, y que me sirven para visualizar mis objetivos del momento.

Las meditaciones guiadas se han convertido para mi en un regalo de paz que me hago a mi misma, me relajan y por ello, me encanta hacerlas tumbada cómodamente.

Scripting

En otro post anterior sobre rutinas de mañana te hable de mis Morning Pages, a las que actualmente estoy añadiendo el Journal Scripting.

Es una técnica de manifestación con la que yo escribo una última página, tras mis 3 Morning Pages, escribiendo mis intenciones y visualización mi día como si ya hubiera ocurrido y agradeciendo al universo por ello.

Si no tienes tiempo de escribir mucho, te recomiendo que optes por esto último porque es algo super poderoso. Y si no me crees ¡Pruebalo!Crear Ambiente Mágico

Como todo a nuestro alrededor es energía, frecuencia y vibración. Una de las rutinas que he empezado a realizar nada más levantarme mientras se hace mi café es encender mi quemador de aceite o difusor de aceite esencial y encender unas cuantas velas. Además, ahora me he comprado un fluorescente de color rosa y uno azul y los enciendo para dar ese ambiente de calidez ya que como suelo despertarme muy pronto cuando aún no hay luz del día crea un ambiente muy cálido que me hace sentir muy cómoda y me pone en un mood muy mágico. Pruébalo.

Crea un ambiente mágico

Me encanta escuchar siempre en la mañana algo de música, cada día diferente, para aumentar mi frecuencia. Puedes encontrar cientos de listas en Spotify o Youtube, y también puedes crearte la tuya propia. Sobre todo es importante que te haga sentir en paz, calmado y que realmente sientas que está ayudando a tu energía.

Seguramente, si me conoces en persona pensabas que nada más levantarme de la cama me ponía a escuchar Punk, pero lamento decirte que te equivocas. Cuando empiezo a escuchar música de mis bandas preferidas o que me apetece por el mero placer de escucharla, lo hago al terminar todas rutinas, ya que así lo hago de manera más consciente y la verdad que la disfruto más.

Carga tus líquidos con energía positiva

Me explicaré: seguramente hayáis escuchado la historia del experimento con los dos tarros de arroz del Dr. Masaru Emoto. Y si no la conoces puedes leer sobre ello aquí.

Basándome en la teoría del japonés y para elevar mi frecuencia cada mañana al beber agua pienso cosas positivas mientras lo hago y me autoconvenzo de que me está sentando bien, al igual que hago con mi café. Así que simplemente con el poder de mi mente y mi fe en ello es como si me estuviera tomando unas vitaminas para mi energía con todas estas rutinas que estoy haciendo.

Si te lo crees, ya está funcionando.

Y hasta aquí el post de hoy.

Espero que te sea útil y si te gusta lo que escribo, suscríbete a mis post por email y de ese modo no te perderás ninguno.

Si tú también escribes un blog mándamelo, me encantaría leerlo.

¡Tened muy buen día!

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: