Lidia White

Repite delante del espejo cada mañana: ¿Quién dirige mi mundo? Ahí tienes la respuesta

Ritual de luna llena simple y fácil

¡He vuelto!

Se que he estado ausente por estos lares ya que he estado ocupada conmigo misma, que es como mejor puede ocuparse uno y que además como algunos sabéis he estado realizando un retiro de meditación Vipassana y por tanto cualquier contacto con la tecnología no estaba permitido. Sí, se que tengo un post pendiente al respecto, pero como este es mi blog, yo voy escribiendo según me nace y sobre lo que me va apeteciendo compartir, puede que algunas cosas os resulten más interesantes y otras menos, pero de todo en esta vida se pueden sacar aprendizajes o ideas si se sabe como mirar.

Mañana es 01 de Octubre y tenemos una Luna Llena del Cazador en Aries, y como últimamente estoy sintiéndome más bruja que nunca y muy en el “Halloween mood“, pues me he animado a compartir con vosotros este sencillo ritual, pero poderoso, para llevar a cabo en los días de luna llena, ya que es la fase idónea para trabajar en la abundancia, cosechar lo sembrado, realización, manifestación y logro de deseos, protección y sexualidad.

Antes de empezar quiero hacer mención a que durante la luna llena es cuando debemos limpiar y cargar nuestros cristales con la luz de luna.

Y ahora si que si:

  1. Empezamos realizando una limpieza de nuestro espacio o casa completa si se desea, con humo, utilizando para ello, y dependiendo de nuestra elección personal, hierbas aromáticas, incienso o Palo Santo. Durante la realización de esta limpieza recitamos en voz alta “Yo soy la luz limpiando este espacio, en el que sólo pueden entrar la luz y el amor”.
  2. Hacemos un pequeño altar o utilizamos el que tengamos en el caso de que así sea, en el que añadimos unos pocos cristales o piedras y cualquier objeto que resuene con nosotros. Asimismo, llenamos un vaso de agua y lo añadimos al altar.
  3. Encendemos una vela y realizamos un meditación de 10 minutos para situarnos en el momento presente con la que lograremos una atención plena y la fijación de nuestras intenciones en el ritual. No vale distraerse.
  4. En una hoja de papel escribimos las cosas, ideas o sentimientos que queremos dejar ir con la luna llena y después las leemos en voz alta utilizando una frase en presente como: “Yo Lidia, me libero de —“, y acto seguido quemamos el papel en el fuego de la vela mientras visualizamos como desaparecen estos obstáculos de nuestro camino.
  5. Cogemos el vaso de agua con las dos manos y nos centramos en pensar en lo que SÍ QUEREMOS en nuestra vida. Pueden ser cosas, emociones o situaciones, y empezamos a decirlos en voz alta al vaso de agua y al terminar nos lo bebemos, dejando unas pocas gotas que vamos a derramar en el suelo usándolas de ofrenda a la madre tierra Gaia, a la luna y al universo.
  6. Para cerrar el ritual soplamos la vela, nos deshacemos de los restos quemados de papel, limpiamos las gotas de agua y por último, limpiamos de nuevo con humo pero esta vez repetimos “Hecho esta, hecho esta, hecho esta” y podemos añadir “Gracias, Gracias, Gracias”.

Espero que os resulte interesante y si lo ponéis en practica dejarme saber como os ha ido.

¡Feliz Octubre y feliz luna llena a todos!

Liked this post? Follow this blog to get more. 

Lidia White

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: